lunes, 10 de marzo de 2008

El regreso de un artista único

Con la vuelta a los ruedos españoles de Morante de la Puebla (Puebla del Río, Sevilla - 1979) y el resultado de su presentación en Vistalegre, se puede decir que "ya estamos todos". He leido incluso que alguien reduce la temporada a dos diestros, José Tomás y Morante, dos ideas diferentes del toreo. Los que le seguimos con admiración y devoción sabemos que la tarde de Madrid fue de las que los toros ayudan poco y pero él puso toda la carne en el asador: su inquietante inicio de faena al sobrero que regaló, sentado en el estribo con capotes que iban y venían y el toro encelado en su embestida, nos puso un "ay" en el corazón. Ese es el Morante, también, valiente. Entregado y generoso en el esfuerzo, las pinceladas de Arte vinieron unas tras otra: la media que dio a la altura del 15 fue de las que o estás allí o no la ves por muchas veces que la pases en los vídeos que circulan en la red; su decisión de tomar los palos al final y la faena con momentos de Arte de "torero roto" al último aprovechable por el derecho, son solo una muestra de lo que esperamos que haga muchas tardes este artísta único que ha regresado para quedarse.



"Final del paseillo. Morante de la Puebla".
(Plaza de México, 6 de enero de 2008)

3 comentarios:

Anónimo dijo...

El maestro ha puesto en marcha una página web oficial.

www.morantedelapuebla.com

Alvaro dijo...

plas, plas, plas. Mi mas sincera enhorabuena, Luis, por ser el ganador del cartel de San Isidro 2008. Es increible lo conseguido por ti, eso es para toda la vida. Eso si, premio muy merecido, porque la pintura es preciosa. Lo dicho Luis, me alegra mucho este premio, enhorabuena. Hay muchas formar de torear, y tu, con el pincel, has toreado como los angeles, como nuestro admirado Morante. Un fuerte abrazo.

Anónimo dijo...

Estimado Álvaro, muchísimas gracias por estar ahí apoyándome y valorando lo que pinto, tanto si es Morante el protagonista como si no. Es muy sentido eso que dices de "torear con el pincel". A aquel que un día soñó hacerlo con los trastos, le enorgullece leer que con los pinceles llega a la afición.

Un abrazo. Luis